PS/WAM Piano Sonatas Wolfgang Amadeus Mozart

PS/WAM

Rodrigo García

Desde el 21 de febrero 2020
al 23 de febrero 2020

Institución:
NAVES MATADERO CENTRO INTERNACIONAL DE ARTES VIVAS

Espacio: Naves Matadero

La Wikipedia dice de Rodrigo García que es un escritor, director de escena de teatro contemporáneo, dramaturgo y escenógrafo hispano-argentino. También dice que vive en España desde 1986, donde comenzó su carrera teatral. Que fundó la compañía La Carnicería Teatro en 1989 en Madrid. Que ha colaborado con el Centro Dramático Nacional (España), el Festival de Aviñón o la Bienal de Venecia, entre otros. Que en 2009 recibió el Premio Europa Nueva Realidad Teatral. Y que entre 2014 y 2017 dirigió el Centre Dramatique National de Montpellier (Francia), y lo rebautizó con el nombre de Humain trop humain (Humano demasiado humano). Lo que no dice es la capacidad que tienen sus obras de transformar la mirada del espectador, como PS/WAM creada en residencia en Naves Matadero y Festival Citemor Montemor-o-Velho (Portugal).

Así la presenta el propio Rodrigo García:

“Y al principio fue Mozart. Este proyecto no empezó como manifiesto político, ni como una historia que gritar y mucho menos es fruto de la necesidad de denunciar injusticias. Porque todo es mentira.

Todo es mentira. No hay compromiso posible en el arrogante y barullero siglo XXI, donde el pensamiento individual ha sido borrado del mapa y está hasta mal visto, dando paso a ideales ajenos a la realidad convertidos, aunque parezca mentira, en modas que provocan admiración. Esos ideales no me pertenecen, son barbaridades provenientes de las redes, es decir, de la nada y quienes los defienden lo hacen para no quedarse vacíos.

Todo es mentira. He visto a convencidos partidarios de la izquierda entregar su voto al candidato de la élite de centro-derecha y de paso negarse a comprar nada que venga en envases de plástico y encargar por medio de una web la compra orgánica para toda la semana. Todo es mentira.

No todo. Es cierto que la frustración de una clase social cada vez más baja -que se cree clase media gracias a Primark, Mercadona y Burger King- genera este papanatismo escalofriante y toneladas de candidez. No son más que un tropel urbano despegado de la realidad de la tierra y del mar. Nada saben -salvo por contados días de vacaciones- de las pequeñas aldeas junto al océano o talladas en la montaña, aldeas siempre sucias, gritonas, lloronas de nacimientos y muertes de animales, de montes incendiados y vides y olivos tozudos.

Se erige en defensor de la naturaleza precisamente el personaje de ciudad que nunca vio una vaca.

Ante tanta estupidez, cómo no voy a proponer las sonatas para piano de Mozart. Notas musicales. Contra las mentiras. Solo las notas musicales. Ni siquiera la biografía de Mozart. Solo las propias sonatas.

Y aparece un actor, Juan Loriente, vestido como Mozart , solo que vestido como si se le hubiera caído encima el armario. Con la peluca del XVIII lleva un pantalón de deporte, luce un zapato de ejecutivo en el pie derecho y agita una chancla hawaiana en el izquierdo.

Por momentos es Mozart y a ratos es un pobre hombre loco que se arroja encima de las notas de piano que flotan en el aire. Un Mozart que se afana en rituales inexorables, a partir de un alfabeto y una simbología masónica en constante mutación.

Y acompañando a este falso Mozart, otro impostor, Daniel Romero, vestido mitad dama de la corte, mitad jugador de hockey sobre hielo.

Pocos se aventuran a cruzar el viejo puente que les conduce desde la orilla de la vida cotidiana, esa vida que sin ruborizarse llaman útil (la mentiramovimiento) hacia la otra orilla, la de su propia oscuridad muda, quieta e inservible económicamente.

Incluso llegan a creer que el viejo puente, con los años y falta de uso, estará intransitable. Y nada más lejos de la verdad. La ligazón con la arcana verdad de cada uno, el puente sobre nuestro abismo, permanece intacto o acaso más fuerte que otrora y hasta me atrevo a afirmar que nos sigue esperando, que cree en nosotros.

Dicho a lo bestia y para que nos entendamos: aunque tú le des la espalda, la trascendencia no te olvida”.
Consigue tus entradas


© Matadero Madrid

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.
Siempre podrás revocar tu consentimiento y obtener más información aquí.