CENTRO DE CREACIÓN CONTEMPORÁNEA

Fanny

Lecturas francesas
Fecha inicio
Fecha fin
Horario

Sábado y domingo / 17h

Categoría
Formato
Espacio
Naves del Español. Sala Hormigón (Nave 10)

Presentamos un nuevo ciclo de lecturas dramatizadas, en esta ocasión, dedicadas a la dramaturgia francesa contemporánea, en colaboración con el Institut Français. Proponemos una selección de cuatro títulos que nos acercarán al universo francófono de nuestro tiempo. El objetivo es descubrir y conocer las novedades en la autoría teatral francesa más joven, las tendencias más interesantes del país vecino en las que encontraremos humor, drama, misterio y temas sociales de actualidad como la identidad de género. Como viene siendo habitual, la dirección correrá a cargo de cuatro directoras: Beatriz Jaén, Cristina Rojas, Paula Amor y Gena Baamonde.

Fanny 
De Rébecca Déraspe
Dirección: Beatriz Jaén

Fanny acaba de cumplir cincuenta años y no parece que la lucha feminista de las generaciones más jóvenes ni los nuevos desafíos y paradigmas de género vayan con ella. Al contrario, Fanny se siente “como pez en el agua” en su relación de pareja estable y sin hijos. Podríamos decir que Fanny y Dorian forman una pareja de lo más “normal”, pero... ¿Qué pasa cuando la pareja se mira en un espejo nuevo, en alguien de veinte años? ¿Qué pasa cuando el reflejo no corresponde con lo que pensábamos ser? ¿Podemos seguir sintiéndonos como “pez en el agua” cuando nos damos cuenta de que el agua ya no resulta ser la que era? ¿Qué es ser normal? A esas preguntas tendrán que enfrentarse Fanny y Dorian cuando le abran las puertas de su casa a Alice, una joven de veintiún años, estudiante de Filosofía.

Fanny es una comedia ácida e irreverente que zarandea nuestras convicciones, tanto las de los más adultos como las de los más jóvenes, hasta el punto de romper nuestros esquemas y tener que repensarlo todo de nuevo. ¿Pueden acontecer las transformaciones sociales sin dejarnos afectar por ellas? ¿Podemos vivir de espaldas a los debates de hoy? ¿Y qué pasa con las estructuras más convencionales? ¿Siguen valiendo? ¿Nos atreveremos, tanto jóvenes como adultos, a hacer añicos la pecera donde nos refugiamos y adentrarnos en aguas desconocidas?